miércoles, 25 de marzo de 2015

Ataques de pánico, ansiedad y agorafobia

Ataques de pánico, ansiedad y agorafobia



Junto a la depresión, la ansiedad y los ataques de pánico son uno de los trastornos más comunes que afectan a la psique de las personas. Recientemente, en Estados Unidos se ha hecho una estimación y la cifra alcanzaba los 2,4 millones de afectados. Toda una epidemia.

Por sí solo, el trastorno de ansiedad puede manifestarse como: ansiedad generalizada, ataques de pánico, fobia social y agorafobia. Cuando es leve, las personas usan trucos para poder llevar una vida normal, pero cuando el trastorno es severo, resulta totalmente incapacitante y la persona se ve confinada a su casa, abandonando por completo las prácticas sociales.


¿Qué son los ataques de pánico?

Los ataques de pánico son una oleada repentina de ansiedad angustiosa y de miedo. En un ataque de pánico, el individuo experimenta: un ritmo cardíaco fuerte, respira con dificultad y además experimenta aturdimientos y una impresión de querer vomitar. A veces también, la persona que sufre un ataque, tiene la sensación de que se está volviendo loco o incluso, de que está a punto de morir.

No tratar estos episodios de pánico pueden convertirse en el llamado "trastorno de pánico" y su vida sufrira un cambio severo que le impedira hacer una vida normal. 

¿Cuándo aparecen?

En la mayor parte de los casos, el suceso aparece sin avisar. Aparentemente, no hay ninguna razón para que sucedan los ataques de pánico. Ya que ocurren hasta en instantes en que el sujeto se siente muy relajado o incluso mientras duerme. Pero se suele dar una constante. La mayor parte de los individuos que padecen esta enfermedad, el llamado ataque de pánico comienza cuando está fuera de casa. En casa, el enfermo se siente seguro y los síntomas remiten. Un ataque puede durar más de treinta minutos. En un característico ataque, el pánico se ve alimentado por la adrenalina, y alcanza su máxima potencia a los diez minutos de aparecer.


Los síntomas principales son:


1. ♦ Respiración acelerada.

2. ♦ El corazónm palpita tan rápido que el individuo cree estar sufriendo un infarto.

3. ♦ Sudor abundante.

4. ♦ Náuseas.

5. ♦ Temblores.

6. ♦ Sacudidas musculares.

7. ♦ Sensación de estar separado de su propio cuerpo (experiencia extracorpórea).

8. ♦ Temor o sentimiento de que se está muriendo.
Ataques de pánico. Ataques de pánico. Ataques de pánico. Ataques de pánico. ATAQUES DE PÁNICO. ANSIEDAD.


Comportamiento típico


1. Anticipación: el individuo espera que un lugar o actividad en particular, dará lugar a un ataque de pánico porque ya le ha pasado.

2. La extrema preocupación o miedo de que suceda, suele desembocar en otro ataque ya que el cuerpo se va cargando de adrenalina.

3. Sentimiento de huida. La persona quiere escapar, o simplemente evitar estas situaciones que detonan el ataque de pánico y le hacen sentir estúpido o, se echa la culpa de todo.

4. La evitación: se el modo habitual de hacer frente a la enfermedad. La persona tiene miedo a sentir un terror que no puede controlar.

5. Poco a poco, van recortando facetas de sus vidas que consideran peligrosas y se enclaustran. 
Ataques de pánico. Ataques de pánico. Ataques de pánico. Ataques de pánico. ATAQUES DE PÁNICO. ANSIEDAD.


Agorafobia

Cuando alguien crea el temor al futuro ataque, su miedo se afianza y deja vía libre al desarrollo de la agorafobia. La agorafobia etimológicamente significa temor al mercado, y es un miedo intenso a estar lejos de casa.

Las personas con agorafobia tienen miedo a los lugares donde los han tenido en el pasado y donde les parece complicado huir de la situación. Estos lugares son más temidos mientras más gente haya: conciertos, grandes comercios, eventos deportivos, ferias, conferencias... Es por este motivo que los enfermos conagorafobia deciden estar en casa el máximo tiempo posible. En sus hogares se sienten cómodos y mucho más seguros.

La terapia más eficaz para los ataques de pánico es la cognitiva-conductual o TCC. Esta terapia actúa sobre los patrones mentales que provocan la ansiedad y los ataques de pánico. El paciente aprende a mirar sus miedos desde la cercanía, y cambia su reacción ante ellos.

Consejos
Si usted sufre de ansiedad o ataques de pánico, no piense que está solo y que tendrá que soportarlos durante el resto de su vida. Hay muchas maneras probadas de combatir el trastorno de ansiedad. Al aprender acerca de la condición en sí misma de esta enfermedad y comprender las razones por las que suceden, estará en el camino correcto que resolverá su problema y que le llevará de nuevo a una vida normal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada